8 de marzo de 2012

La solidaridad es mujer, y además, guapísima



El dúo musical Ivanga Blue llegó a mi vida por casualidad. Su creación y la mía comparten cuatro letras azules, así que los motores de búsqueda decidieron que debía conocerlas, y Facebook, que debíamos ser amigos...
Pero las casualidades no acabaron allí: Victoria y Bianca eran un retrato vivo de Rubí y Esmeralda, las dos Hadas madrinas de Heliópolis: El Blues del Hada Azul... O mejor dicho, encarnaban el sueño de mis personajes: la realización que alcanzarían si a su buena voluntad les hubiera acompañado el talento, la suerte, y la armonía entre cuerpo y espíritu.

En todo lo demás eran idénticas: la misma simpatía, la misma feminidad, la misma amistad entrañable y a prueba de fuego... Pude comprobarlo tras nuestra primera entrevista, en la que les propuse participar en la filmación del book trailer de Heliópolis: El Blues del Hada Azul. Ellas aceptaron encantadas, sin pedir nada a cambio y con una sonrisa en el rostro. ¿Por qué?

No podía entenderlo. El día de la filmación llegaron engalanadas de rojo y verde, espectaculares. Actuaron con dos actrices profesionales, cosa que ya no me sorprendió: desde el día en que las descubrí, había tenido tiempo de empaparme de su música, sus vídeos y su trabajo a favor de los más necesitados. Porque resultó que Ivanga Blue es también un proyecto humanitario: la recudación de sus discos y conciertos financia las obras de mejora del Orfanato Nuestra Señora de la Almudena en Malabo, Guinea Ecuatorial. Bianca y Victoria donaban su trabajo y su música, convirtiéndose en dos hadas madrinas incluso antes descubrir que lo eran. ¿Pero por qué?

Luego me devolvieron la invitación, y fue mi turno de participar en otro de sus proyectos. Victoria Evita Ika presentó su primera novela, Mokámbo: Aromas de Libertad, y un tal Gustavo Liévano (presunto escritor), les acompañó en distintos actos. La historia que se cuenta en Mokámbo fue, una vez más, fuente de múltiples casualidades y encuentros –a tal punto que se merecen una entrada aparte: estamos ante una nueva versión del mito de Cenicienta, personificado en una muchacha que es a un tiempo el espíritu de la mujer, de la solidaridad y de África. En ese libro encontré la respuesta a mi pregunta...

Ivanga Blue es solidaria porque es mujer. No es retórica feminista (aunque vendría muy a cuento, siendo hoy el día internacional de la mujer), sino un argumento contundente. Tradicionalmente han sido Ellas las encargadas de proteger, alimentar y ayudar; de distribuir equitativamente, colaborar y construir cadenas de solidaridad..., y ahora además crean, innovan y trabajan fuera del hogar. Yo mismo, a pesar de mi interés por no perpetuar los estereotipos del género, no pude librarme de esta realidad histórica e hice que mis Hadas fueran mujeres. Rubí, Esmeralda, Azul e incluso Aurora tenían que ser como Victoria y Bianca, o como tantas madres, hermanas, abuelas y amigas que han estado allí siempre que uno las ha necesitado.

La solidaridad es mujer, y además, guapísima. No hay más que ver el nuevo vídeo de Ivanga Blue, que habría sido la envidia de Rubí y Esmeralda (quizás algún día cuente su historia...). Toca disfrutar con su música y su alegría; comprar sus discos y el libro de Victoria, y dejar que la magia de este dúo haga el resto. Recordad además que, con vuestra ayuda, Heliópolis se sumará a su labor humanitaria y podremos llevar la navidad a Malabo. ¡No hay nada que me haría más ilusión!

Si es que... Todos tenemos somos un poco Hada en nuestro interior, para qué engañarnos.

3 comentarios:

Ivanga Blue dijo...

Gracias por tus palabras, es un placer para nosotras que nuestras vidas se cruzaran un día. Nos has emocionado. Te deseamos toda la suerte que mereces por tu gran trabajo y empeño en conseguir hacer realidad éste maravilloso sueño de poder hacer llegar a miles de personas ésta mágica novela.
Un fuerte abrazo.
Tus amigas Victoria y Bianca.

Galileo Campanella dijo...

Al contrario, ¡un millón de gracias a vosotras! Por la oportunidad de colaborar con vuestro proyecto solidario, por vuestra música y amistad :-)

Glub. dijo...

Una maravilla el último vídeo de Ivanga Blue. Verlo y escucharlo en esta página me trae además el hermoso recuerdo de un gran fin de semana que compartimos presentando la obra de Victoria Evita con ellas y con Galileo Campanella, gente a la que quiero y admiro.

Un grandioso abrazo a tod@s y que vuestros proyectos salgan tan bien como merecéis.