7 de marzo de 2012

Primera sorpresa confirmada. ¡A por la segunda!


La campaña de crowdfunding para la primera edición impresa de Heliópolis: El Blues del Hada Azul tiene dos termómetros: el de Verkami marca el porcentaje que llevamos recaudado del total necesario para llevar la novela a las librerías y bibliotecas, y en el de arriba figuran las secuelas que podré escribir gracias a vuestro mecenazgo. 
De momento, ya está confirmada la Primera sorpresa..., sin embargo, no puedo revelar de qué se trata hasta que se confirme también la Segunda (esto es, cuando lleguemos al 66% del total necesario para publicar el libro en papel). Si alcanzamos o superamos el 100%, comenzaré a escribir la secuela de Heliópolis, que podréis leer de forma online y gratuita todos los que hayáis aportado 10 € o más a través de Verkami. Será en un blog idéntico a éste, pero protegido con una contraseña que sólo vosotros tendréis...

El esqueleto del segundo libro está listo, a falta de un final que decidiré en el último minuto; los personajes ya tienen cara y ojos, y la historia, su propia banda sonora. ¿Qué está pasando en la Capital del Reino tras el Epílogo de El Blues del Hada Azul? ¿Cuánto tiempo ha transcurrido desde entonces? ¿Quién protagonizará este nuevo cuento de hadas, y a dónde le conducirá esta vez su sueño? Nos quedan sólo veinte días para llenar el termómetro de Verkami si queremos averiguarlo...

Hagamos la espera más interesante: a todos los que ya sois mecenas del proyecto, os responderé una pregunta sobre la secuela en los comentarios de esta entrada. ¡Pongámosle los dientes largos a todos los lectores de El Blues que aún no se han animado a apoyar esta iniciativa!

G. Campanella

9 comentarios:

Maru-chan dijo...

Hola, Galileo. En este secuela a la que los mecenas tendremos acceso (y por lo tanto, de la que podremos disfrutar en primera fila), ¿ante qué Rosa nos vamos a encontrar?

Maru-chan dijo...

Por cierto, mi curiosidad felina me tiene expectante ante esas sorpresas que nos aguardan, ¿qué será?

Galileo Campanella dijo...

Ni niña, ni mujer. Ni buena, ni mala. Ni loca, ni sabia...

El remolino de pelo rosa en su cabeza sigue girando sin cesar. Hay ciertos pensamientos que no consigue sacudirse y que la atormentan. Los pétalos nacen en espiral...

Rosa seguirá siendo un personaje mutable, esa es su paradoja y su sino. ¿Pero cuál será su signo?

Sarah Degel dijo...

Qué original todo esto, muy bueno. Mucha suerte con ello. Saludotes.

Galileo Campanella dijo...

¡Muchas gracias, Sarah! Estoy siguiendo con atención la publicación de tu novela. ¡Nos leemos!

Maru-chan dijo...

¡Parecen revelaciones de un oráculo! Ahora me quedo yo con ganas de saber más, y deseo que pueda ser muy pronto. ¡Mucho éxito, Galileo!

Galileo Campanella dijo...

Ciertamente, hoy estoy délfico perdido. ¡Aprovechad, que la oferta de responder preguntas sobre la secuela se vence si publico una nueva entrada!

Yo le invitaría un café a Stanislaw Lem, ¿y tú? dijo...

Campanella, ¿qué papel jugarán en la secuela Pushkin y la Ceni? Sea bueno y díganos que seguirán en nuestras vidas.

Galileo Campanella dijo...

Pushkin recibirá una invitación a convertirse oficialmente en héroe, aunque quizás lo vea la letra pequeña. La Ceni tendrá bastante menos protagonismo esta vez, pero quizás hará un cameo interesante. Eso sí, aunque no salga mucho, te prometo que no la echarás en falta...